Relación entre la vida, el golf y los negocios

Por Luis Miguel Colmenares

La honestidad es una de las virtudes más importantes en los seres humanos, ser honesto o no, solo depende del individuo. Los jueces y árbitros son los entes encargados de velar porque se cumplan las reglas en los negocios y en el juego, en caso de que alguien mienta, sea injusto o busque tomar una ventaja que no le corresponde, allí intervienen estos entes para hacer cumplir las reglas y hacer prevalecer el espíritu de justicia en el ámbito civil o deportivo.

El golf es el único deporte que no cuenta con un árbitro durante el desarrollo del juego, (salvo que sea necesario pedir la intervención por alguna duda) es un deporte que tiene como pilar creer en la palabra del jugador. De igual forma es el único deporte donde el deportista tiene la hermosa posibilidad de que el resultado dependa 100% de sí mismo.

.
.

El que quita poco, quita mucho:

En el juego: Todo jugador puede caer por descuido en descontarse un golpe en un hoyo, bien sea por desconcentrarse o por simple olvido de momento, pero luego de una segunda o tercera vez ya es una costumbre que habla del jugador. Esta mala práctica no afecta directamente a otros jugadores, sino al jugador que se está mintiendo a sí mismo, ya que está dando muestra de que tiene inclinación a hacer una trampa, pequeña pero que puede crecer en el tiempo.

En los negocios: Un millón de dólares es una cifra que no cualquier puede robar porque no cualquiera tiene acceso a ella, pero un dólar es distinto. Quien se apropia de un dólar que no le corresponde, puede tener tendencia a tomarse, 10, 100, 1.000 y si se le da la gran oportunidad tomarse el millón cuando lo tenga cerca.

Es por eso que en un detalle tan simple como el contarse el putt que no entró, la pelota que se perdió entre las hojas, el golpe que nadie vió detrás de los árboles, puede ser una señal del comportamiento de la persona con la que queremos hacer negocios y ¿si se quita un golpe en el juego, quien asegura que no puede tomarse un dólar de más en el negocio?

La justicia

Tratar de hacer el papel de juez para con el otro es un aspecto donde la mayoría se siente muy cómodo, distinto a cuando le toca ser su propio juez. En la partida los jugadores suelen intercambiarse las tarjetas para que un tercero sea el encargado de anotar el puntaje del otro y así tratar de hacer justicia entre los mismos jugadores. Puede el jugador anotador, descontar un golpe que no corresponde al jugador que le lleva la tarjeta.

En el juego: Pocos gestos son tan bien recibidos como cuando un jugador tiene la sensatez de corregir una sumatoria que tiene a favor pero no es correcta. Esa diferencia de corregir a tiempo y poner el golpe extra que nadie vio, muestra de forma sólida que este jugador es una persona que dice la verdad aún cuando esta no lo beneficie.

En los negocios: La misma cuenta de golpes, puede ser de dinero, si el jugador en la cancha demostró honradez al quitarse un golpe que tenía a su favor que no le correspondía, probablemente sea un futuro socio que si la cuenta le da a su favor y no es correcta, regrese parte del dinero que por error le fue adjudicado.

Quienes somos: Algo importante de los valores que se reflejan en el golf y los negocios es que no son exclusivos de quienes juegan al golf desde edades tempranas, tuvieron oportunidad de ir a una gran universidad o de nacer en familias de gran riqueza. Los valores de deportistas y emprendedores dependen de aprendizajes en sus vidas, mayormente reforzados por sus familias.

Mi padre no fue jugador de golf, pero me enseñó a no mentir y mi familia quizás no sea de tradición empresarial pero tiene como pilar buscar el beneficio del otro en su justa medida, siempre celebrando que lo poco o mucho que logremos, dependa única y exclusivamente de nuestro trabajo, no de quitarnos un golpe para parecer mejores jugadores o quitando un dólar para obtener algo que no nos ganamos sino que nos estaríamos robando.

.
.
.

A dónde vamos

Cuando estés en la cancha o en los negocios no necesitas ser quien no eres, o tomar algo que no te corresponde, solo debes ser íntegro y coherente con quien eres, puntual, honesto, son dos valores esenciales que de tenerlos contigo te ayudarán a ser mejor en la vida, que tan bueno y qué tan lejos llegues dependerá de otros factores que iremos tocando en artículos futuros, pero con estos como base tendrás unos buenos pilares sobre los cuales construir tu futuro.

Como se hará costumbre, quedo deseándoles éxitos en los negocios y nos vemos en el campo.

Registrate para recibir nuestro Newsletter